La lucha contra la disciplina

      No hay comentarios en La lucha contra la disciplina

Es difícil a veces luchar contra tu mente, salir de tu zona de confort y moverte.

No es fácil ser disciplinado cuando es más fácil no serlo, por eso hoy quiero hablarte de la lucha contra la disciplina.

La lucha contra la disciplina

Una mente sin adiestrar provoca estragos

Cuantas veces te encuentras escuchando esa voz en tu cabeza a la hora de madrugar que te dice que podes dormir un poco más o cuando es hora de entrenar y te dice que no tienes muchas ganas de salir a entrenar o que es mejor dejarlo para mañana.

Ese interlocutor influenciara muchas de tus decisiones si tu se lo permites para bien o para mal.

Si logras ser consciente de esa voz que no te ayuda con respetar tus disciplinas entonces es momento de que la comiences callar.

Por mas que creas que es una voz racional y que solo busca tu bienestar puede que en ocasiones busque un bien individual.

Esa voz en relación a tus disciplinas busca que ahorres energía con actividades pasivas como usar la computadora, mirar el celular o la televisión donde el esfuerzo físico es mínimo o cero.

Si no me crees prueba con levantarte un lunes por la mañana y comenzaras a escuchar esa voz diciéndote cosas como: ¿porque te levantas a esta hora si no es necesario que te levantas ya? Nada pasa si hoy no entrenas; puedes entrenar mas tarde o mañana cuando haga menos frió. Mejor quédate acostado y sigue durmiendo 30 minutos más.

Esa mente indisciplinada no te ayuda a lograr tus objetivos, por eso, te propongo que la comiences a callar.


Primero se genera consciencia

Si no reconoces esa voz de la que te hablo, no podrás silenciarla.

Por este motivo, primero debes generar esa consciencia y que mejor que la meditación para desarrollarla.

Solo 2 minutos al día son suficiente para que no tengas que excusarte de “no tener tiempo”

Si cultivas ese pequeño habito de meditar esos 2 minutos te beneficiaras de mucho mas que solo ser más consciente de tu dialogo interno.

Segundo reconocer cuando tu mente no te ayuda

Una vez que eres consciente de esa voz que te habla, podrás definir si es una que te ayuda o no.

Esa voz muchas veces te ayuda a tomar decisiones importantes evaluando los pro y los contra para que no solo reacciones ante las situaciones de la vida.

Pero en ocasiones puede que esa voz en decisiones como ir a dormir temprano porque al otro día tienes entrenamiento o mirar algo en internet que te apetece, suele tirar más por lo segundo.

En esos momentos es mejor callar esa voz y confiar en tu buen juicio de ir a dormir temprano.

Se sobreentiende que uno planifico algunas actividades para el día y espera llevarlas a cabo para mejorar en algún área de su vida, ya sea, la salud o educación.

En estos casos necesitamos una mente aliada.

Una que nos ayude a cumplir esas actividades que nos acerquen al logro de nuestros objetivos.

Una frase que suelo decirme en estos momentos donde se que mi mente quiere quedarse en la zona cómoda es: NO LO PIENSES DEMASIADO SOLO HAZLO.

Es simple pero difícil de hacerlo al principio pero como todo con practica se vuelve más simple.

No te cuestiones al despertar si es un buen día para hacer ejercicio o si tienes ganas solo hazlo; lo mismo si tienes que sentarte a estudiar ingles o escribir.

La disciplina se desarrolla con practica y repitiendo acciones un día tras otro, errando hoy pero aprendiendo para mañana corregirlo.


Espero que te hayas sentido identificado con este escrito y puedas dejar tu comentario para poder ver tu punto de vista u opinión al respecto.

También que poco a poco todos podamos pulir esa autodisciplina para concretar más objetivos y escuchar de ellos.

Un fuerte abrazo y hasta el próximo articulo.

Deja un comentario