Que tus acciones hablen por ti

      2 comentarios en Que tus acciones hablen por ti

Hoy quiero hablarte de resultados.

Quiero que pasemos a la acción y dejemos de hablar.

mujer-hablando-por-celular

Si una foto dice mas que mil palabras, tus acciones dicen mas que mil palabras.

Cuando fue la ultima vez que hablaste de comenzar la dieta o ir al gimnasio.

Cuando fue la ultima vez que comentaste que pensabas comenzar a escribir, emprender o iniciar un curso.

Hablamos y hablamos pero poco enseñamos.

No hablo de presumir sino de que solo hablamos y no pasamos a la acción.

Menos palabras y mas acción

Deja de hablar sobre como se puede generar ingresos pasivos y comienza a generarlos.

El solo hablar de lo que es posible o se puede hacer con tus familiares no te acerca a nada.

Debes empezar a usar menos las palabras para planificar como llevar a cabo tus ideas.

Tus barreras

  • Procrastinar: sabes lo que tienes que hacer pero no lo haces. Lo postergas para mañana. Mejor empiezo la dieta a comienzo de mes o falta poco para año nuevo espero para empezar. El procrastinar se puede volver un hábito silencioso, así que reconoce si lo experimentas a diario para evitar que pasen los años sin hacer aquello que querías por razones que sabes que no son impedimentos.
  • Excusas: siempre encuentras “buenas razones” para no empezar. Comienza simplemente y deja de pensar tanto. Las excusas para comenzar un proyecto existirán siempre para cualquier persona; Porque no tiene los contactos necesarios, las herramientas ni los medios para empezar, falta de tiempo, motivación o estudios suficientes. Es tu decisión enfocarte en lo que te falta o empezar con lo que tienes y pensar que puedes con ello para llegar donde quieres con lo que tienes hoy.
  • Perfeccionismo: quieres que sea perfecto y eso te impide avanzar hasta que lo este. La perfección es solo una ilusión y no vale la pena perder el tiempo con ella. Si te esperas a publicar tu libro cuando este perfecto  puedes demorar la publicación meses y hasta años para darte cuenta de que no era necesario porque existen las segundas ediciones. Cambia por hacer lo me mejor que puedas pero no te detengas por detalles insignificantes.

Hacer el cambio

  1. Necesitas ser mas consciente: si te reconoces como alguien que habla mucho y demuestra poco con sus acciones entras en la lista. Solo necesitas pensar un poco mas antes de hablar y detenerte antes de mencionar algo por cuarta vez en el mes que nunca empezaste para planificar como comenzar.
  2. Planifica: una vez que sabes que siempre repites que vas a comenzar el gimnasio o estudiar idiomas y no lo haces es momento de planificar como empezar. No te compliques antes de empezar, abraza la sencillez para que primero empieces. Tampoco busques resultados grandes en poco tiempo. Por ejemplo si continuamos con el ejemplo de iniciar el gimnasio no esperes tener un físico culturista en los primeros 2 meses porque eso te llevara a planificar rutinas pesadas para tu condición con un exceso de entrenamiento. Tu cuerpo lleva tiempo en adaptarse de un estilo de vida sedentario a uno activo. Busca pequeñas progresiones para mantener tu compromiso al largo plazo.
  3. Pasa a la acción: toma la decisión de que quieres ver resultados y no solo hablar. Empieza a llevar a cabo tus planes con la cabeza, uno por vez y promete mantener tu compromiso al largo plazo.

Recuerda que los resultados se demoran en llegar pero si eres disciplinado y constantes, lo harán.

Decide ser una persona de acciones y menos de palabras para que con el pasar de los meses no tengo que hablar mucho para que otros vean tu compromiso con tus ideales.

Comienza a crear, comienza a hacer para que tu alrededor vean lo grandes que eres.


Ahora me gustaría saber si te haz sentido identificado con hablar sin pasar a la acción y que harás para cambiarlo.

2 comentarios en “Que tus acciones hablen por ti

    1. hernan orgaz Autor del post

      Si, te entiendo Kamil. Creo que a muchos les sucede y más a los emprendedores con sus proyectos.
      Lo bueno es reconocerlo como una barrera y aprender a “mejorar sobre la marcha”.
      Gracias por tu comentario y un abrazo.

      Contestar

Deja un comentario